sábado

¿Cómo funciona? - Oxígeno Hiperbárico y Cámara Hiperbárica

¿Cómo es que se produce tan poderoso efecto?
Porque, dentro de la cámara hiperbárica la persona recibe una gran cantidad de oxígeno puro, que se difunde y penetra en todos los rincones del organismo, sin que se escape ningún tejido gracias a la alta presión atmosférica que se produce en su interior.

¿El Secreto? La Presión dentro de la Cámara Hiperbárica
Según el investigador español Valeriano Bort Muría, quien lleva mucho tiempo aplicando oxigenoterapia hiperbárica y perfeccionando las cámaras que permiten su utilización (actualmente reside en Barcelona después de un largo periodo en Iberoamérica y que está considerado una de las mayores autoridades del mundo en esta técnica terapéutica), explica que las cámaras hiperbáricas son imprescindibles para conseguir tan notables resultados. "La administración tópica de oxígeno en un área aislada del cuerpo o de las extremidades, no es oxigenación hiperbárica. No tiene nada que ver. De lo que se trata es de respirar oxígeno puro al 100% a una determinada presión. Ese simple hecho permite, por ejemplo, limpiar la sangre haciendo que las impurezas desaparezcan y obteniendo, como consecuencia, una mejora del estado general del organismo".
Algo que, por otra parte, tiene su explicación fisiológica: "Normalmente respiramos por la nariz, vía pulmones, saturando de oxígeno la hemoglobina
(proteína que se encuentra en el glóbulo rojo y que transporta el oxígeno) al hacer un intercambio de gases en los alveolos pulmonares . Pero dentro de la cámara hiperbárica esa 'manera de respirar' queda en un segundo plano ya que por cada centímetro cúbico de oxígeno que se respira por la nariz, la piel, por ósmosis, absorbe aproximadamente 50 (el oxígeno debido a su alta concentración en la sangre difunde a través de la pared de los vasos sanguíneos hasta la piel). Y ese oxígeno se deposita en los líquidos vitales saturando el organismo y produciendo lentamente múltiples efectos beneficiosos", explica el propio Bort.

Esto es importante. Hace tiempo que se sabe que no se produce curación sin unos niveles adecuados de oxigenación de los tejidos. Por ejemplo, muchos problemas circulatorios se producen porque no llegan cantidades adecuadas de él a determinadas zonas y el proceso de curación natural del cuerpo no puede actuar apropiadamente. La oxigenoterapia hiperbárica es una alternativa terapéutica a tener en cuenta ya que con ella se consigue un altísimo nivel de oxigenación en los tejidos (hasta 15-20 veces más dependiendo de la presión atmosférica dentro de la cámara hiperbárica) y, por tanto, es de gran valor para la solución de los estados de hipoxia (falta de oxígeno) de los mismos.